En este artículo veremos los aspectos que definen este ave como una perdiz tibetana. Es una de las más conocidas del mundo. No te la pierdas.

Ubicación

La perdiz tibetana, también conocida como perdix hodgsoniae, asignado por Brian Houghton Hodgson para rememorar su primera esposa, Anne Scott. Esta ave pertenece a la familia Phasianidae.

​Normalmente reside en zonas altas, entre 3600 y 4250 en laderas de montañas y prados. Es una especia terrestre no migratoria, pero desciende a las llanuras del desierto en invierno, y puede ascender a la línea de nieve en verano.

Características de la perdiz tibetana

Tiene una apariencia diferente a otras del mismo género. Suele medir entre 28 y 31 centrimetros de longitud.

Perdiz tibetana

Referente a sus colores principales tiene el dorso marrón, con una mancha negra en el vientre y flancos castaños como las demás perdices. En el rostro tiene un patrón blanco y negro en el rostro que hace de contraste con su cuello rufo.

A pesar de su aspecto llamativo, su cabeza y la composición de colores de su pecho proporcionan un perfecto camuflaje.

​La frente, la lista superciliar ancha, la cara y la garganta son del mismo color, blancas. Una amplia línea negra recorre la cara por debajo de los ojos y tiene una ancha franja castaña detrás del cuello. Las partes superiores son de color de ante con patrones rojizos y negros.

Las plumas de la cola de la perdiz tibetana son de color castaño o tonos parecidos y con las puntas blanquecinas. 

El color del plumaje inferior es de color beig rayado con negro y unas anchas franjas de color castaño en los clancos. 

​En relación al macho cuenta con una mancha negra en el vientre que está limitada a las hemras.

​Las hembras son similares al macho, pero a diferencia de ellos tienen el color de las plumas más pálidas.

Respecto a las perdices tibetanas jóvenes cuentan con un plumaje de color marrón pero sin toques de un tono parecido, careciendo de las marcas faciales y la parte inferior tan distintiva de un adulto.

Se destinguen tres tipos de subespecies, diferenciadas en el plumaje de cada una:

​- Perdix Hodgsoniae Hodgsoniae: Se encuentran en el este de Tíbet, cerca del oeste de Nepal, al noreste de la India. Se le distingue por tener un amplio collar en la nuca de color castaño oscuro, además la mancha negra de la mejilla se extiende por debajo de la garganta como un collar.

​- Perdix Hodgsoniae Sifanica: Se encuentra desde en el centro oeste de China hasta el Tíbet oriental, central y sur de Sichuan. Es similar a la subespecie hodgsoniae pero la mancha negra de la mejilla es más limitada.

​- Perdix Hodgsoniae Caraganae: Se encuentra en el noroeste de India hasta el Tíbet oriental. El collar de la nuca es más estrecho con un color castaño amarillento pálido.

​Si quieres saber más sobre los tipos de perdices y la clasificación según su género haz clic aquí.

Comportamiento

Se alimentan de semillas, si que es cierto que las aves más jovenes prefieren los insectos al ser una fuente esencial de proteínas.

Perdiz Tibetana

Las manadas estan formadas entre 10 y 15 aves fuera de la temporada de reproducción, y tienden a correr en lugar de volar. En el momento en que se les molesta lo suficiente, la bandada se dispersa ruidosamente en todas direcciones antes de planear cuesta abajo para reagruparse.

​Como ya hemos visto, estas aves se emparejan a mediados de marzo, este tipo en especial empieza en verano donde las perdices tibetanas se emparejan en uniones monógamas. El nido puede variar de ubicación, desde una meseta rocosa al descubierto o incluso zonas de cultivos. Una característica que tienen en común es que suelen estar cerca de los senderos. Si quieres más información sobre la reproducción y la alimentación de las perdices haz clic aquí.

Ponen entre 8 y 10 huevos de color marrón pálido y son incubados entre mayo y junio. El macho, normalmente, ayuda en el cuidado de los jóvenes.

Artículos relacionados: